Saltar al contenido

Televisores OLED Vs Televisores QLED – ¿Cuáles son las diferencias?

El mundo de la televisión está en constante evolución y cada vez lo hace más rápido. Adaptarse y entender los distintos tipos de tecnologías como OLED o QLED y saber cuál es mejor, qué ofrece cada una o cuál es más interesante a nivel de precios, puede convertirse en una tarea un poco tediosa. Además, existen un montón de siglas y funcionalidades distintas, llenas de tecnicismos, y que en ocasiones se pasan por alto. Para que esta tarea no resulte tan compleja, vamos a hacer una comparativa y a establecer las principales diferencias entre los televisores OLED y QLED.

Televisores OLED y QLED – ¿Cuáles son las principales diferencias?

Antes de comparar un tipo y otro, es importante comprender qué significa y cómo funciona cada uno. Ambas tecnologías vienen pisando muy fuerte y el futuro de los televisores se encuentra en ellas.

La diferencia más importante – ¿Desde dónde se emite la luz?

QLED Vs OLED diferencias opiniones comparativa

En primer lugar, nos encontramos con las televisiones que utilizan tecnología OLED. Las siglas significan «Diodo Orgánico de Emisión de Luz» (en inglés original organic light-emitting diode). Esto quiere decir que los televisores OLED generan diodos orgánicos que desprenden luz por sí mismos, al contrario que otros modelos con tecnologías anteriores, los cuales necesitan de una fuente de iluminación externa para generar la imagen que finalmente se ve en pantalla. Normalmente esta iluminación está situada en la parte posterior o lateral del panel. A los paneles que necesitan energía externa se les llama paneles LCD.

Por otro lado, están los televisores con tecnología QLED (Quantum Dot Light Emitting Diode), los cuales pertenecen al grupo de televisores que utilizan paneles LCD y que, por tanto, no emiten luz por sí mismos. Los televisores QLED son una evolución de las pantallas LED (las que normalmente utilizan los paneles LCD). La mejora se encuentra en que la activación de los píxeles es mucho más precisa en las QLED que en las LED. Esto ocurre gracias a unos pequeños cristales semiconductores de entre 2 y 10 nanómetros, los puntos cuánticos. Por este motivo, las QLED pueden jugar mucho más con el contraste y asemejarse en gran medida a las pantallas OLED.

El precio (otra de las claves)

La tecnología OLED es actualmente la más puntera en el sector de los televisores. Lo anterior tiene sus consecuencias: los precios de televisiones OLED son muy elevados, más de mil euros en los modelos más sencillos y con menos funcionalidades.

El precio de los televisores QLED oscila entre 500 euros, los más baratos, y 1.500 los más modernos. Como hemos mencionado, los que utilizan tecnología OLED, no suelen bajar de los 1.000 euros en ninguno de sus modelos y algunos alcanzan los 5.000-10.000 euros. Cabe destacar que hay más variables dentro del coste, como puede ser el tamaño de la pantalla y otras tecnologías adicionales, además un modelo OLED o QLED suele presentar unas dimensiones medianas (tirando a grandes).

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de los televisores OLED?

A continuación vamos a recoger las principales ventajas e inconvenientes que presenta la tecnología OLED en comparación con la QLED.

Ventajas

  • Mayor ahorro de energía porque no necesita de una fuente de iluminación externa.
  • El grosor de las pantallas puede reducirse al mínimo y es posible prescindir de muchos elementos técnicos que se requieren en los televisores con tecnología LED. Esto convierte a los prototipos OLED en los más finos del mercado.
  • El brillo y el ángulo de visión son excepcionales. La pantalla se ve sin problemas desde casi cualquier posición.
  • La velocidad de respuesta es mucho mayor. El tiempo de respuesta del OLED es de 0,1 milisegundos, mientras que en los QLED está entre 2 y 8 milisegundos.
  • Es el único televisor que ofrece el color negro puro. Esto ocurre porque no necesita de una fuente de iluminación externa. El resto de pantallas, por muy mejoradas que estén, siempre van a emitir algo de luz, haciendo que el negro puro sea imposible de obtener.
  • Por último, hay mucha más oferta en pantallas OLED que en pantallas QLED, mientras que las primeras son elaboradas por casi todos los fabricantes de televisores, las QLED solo las fabrica Samsung.

Desventajas

  • No existen pantallas OLED en tamaño pequeño. Si buscas una televisión de menos de 50 pulgadas, tendrás que recurrir a otro tipo de tecnología.
  • El precio, ya que al ser una tecnología nueva, es muy elevado.
  • Este tipo de televisores tienen probabilidad de ser menos duraderos, debido a que su composición es orgánica.

¿Qué puntos a favor y qué puntos en contra tiene la tecnología QLED?

OLED o QLED qué es mejorAhora estudiaremos las ventajas y las desventajas de las pantallas QLED frente a las OLED.

Ventajas

  • Colores más puros que en otro tipo de pantallas. Gracias a que son capaces de activar un píxel de manera individual, se emite luz con colores puros más específicos. Reproducen el 100% del color. Además, pueden controlar la luz que entra en cada píxel, lo que lleva a dominar también la saturación.
  • El nivel de brillo de la pantalla es más alto. Llegan hasta los 4000 nits de brillo. Esto permite obtener imágenes más luminosas, algo muy positivo cuando se ve la televisión a plena luz del día.
  • Mayor durabilidad y precios más bajos.

Desventajas

  • El punto en contra principal de los televisores QLED es que no proporcionan el color negro puro. Como la tecnología QLED suministra luz según la intensidad de la fuente de alimentación, para facilitar un negro total tendría que dejarse de emitir energía y, por tanto, se apagaría la pantalla.
  • Tiempos de respuesta más lentos y diseños menos orgánicos.
  • Menos oferta porque solo lo ofrece la marca Samsung.

Análisis de distintos modelos de televisores OLED y QLED

Para profundizar en la comparación de una tecnología y otra, estudiaremos más detenidamente algunos modelos concretos de cada tipo.

LG 55B9S-ALEXA – Resolución UHD 4K e inteligencia artificial

Hablamos de un modelo pequeño con tecnología OLED (tan sólo 55 pulgadas), perfecto si prefieres unas dimensiones más moderadas que en la mayoría de estos equipos. Asimismo, viene incluido el sistema de inteligencia artificial ThinQ, propio de LG, y los asistentes Google Home y Alexa, los cuales hacen posible el control por voz. Por otro lado, es compatible con el 100% de los formatos HDR (Alto Rango Dinámico) y presenta resolución UHD 4K, lo que aumenta la calidad de imagen de forma considerable. En cuanto al audio de este modelo, integra sonido Dolby ATMOS (con 40W de potencia) y, gracias a él, consigue un sonido envolvente en 360º (casi como si se estuviera en una sala de cine). Por último, señalar que para tratarse de un modelo OLED el precio es realmente bajo.

Philips 55OLED854/12 – TV OLED con tecnología Ambilight

Al igual que el ejemplar anterior, su pantalla también mide 55 pulgadas. La gran apuesta de este modelo es el uso de Ambilight de tres caras, un sistema que permite sumergirse completamente en las películas, vídeos o juegos proporcionando un espectáculo de luces en su parte trasera. Además, las luces y los colores de dicho sistema van al compás de las imágenes y el sonido. Por otro lado, también incorpora tecnología artificial y es compatible con el asistente de Google. Por supuesto, incluye resolución UHD 4K y se asocia con los formatos HDR 10+. Un hándicap respecto al modelo anterior es que éste presenta eficiencia energética B, y en el otro es de tipo A.

Samsung 55TU7105 – Uno de los mejores modelos en Calidad-precio

De todas las opciones, es la más asequible económicamente y, por ello, guarda una buena relación calidad-precio. Los dos puntos clave de este televisor son el uso de Crystal Display y el de sonido inteligente. El Crystal Display permite reproducir más de mil millones de colores con una calidad de imagen impresionante. Además, el uso de tecnología HDR favorece la creación de negros más puros (aunque no alcanza el nivel que se consigue en televisores OLED) y que en cada escena se potencie el nivel de los detalles. La apuesta por el sonido inteligente favorece que el sonido se autoajuste al detectar variaciones en el mismo, adaptándose a cada escena. También destacar que es compatible con asistentes de voz, como Alexa, y que permite visualizar el contenido de tu smartphone para verlo en tamaño ampliado. Por último, posee una clase de eficiencia energética A+ y su gama presenta diversos tipos de tamaño, desde 43 hasta 75 pulgadas.

Samsung 65Q60T – Muy buenas opiniones de los compradores y compradoras

Este televisor está equipado con quantum dot, una tecnología inorgánica que reproduce el 100% del color con cualquier brillo, además se trata de su apuesta principal y la que lo diferencia del modelo anterior. Otro de sus puntos fuertes es la inteligencia artificial 4K, que mejora el sonido y la imagen en tiempo real. Por otro lado, permite ver el contenido de tu teléfono móvil y personalizar tu televisor con las fotos y música favorita mediante el ambient mode, gracias a este modo el televisor parecerá un cuadro camuflado entre la decoración de la vivienda. Al igual que otros modelos ya vistos, el Samsung 65Q60T tiene integrados asistentes virtuales como Alexa, Google Assistant y Bixby. Por último, la calidad de imagen es bastante buena e integra resolución 4K UHD y tecnología HDR.

¿OLED o QLED? ¿Qué televisor elijo?

Una vez analizadas y comparadas ambas tecnologías, es más fácil deducir cuál compensa más y qué opción es mejor.

No cabe duda de que la tecnología utilizada en las pantallas OLED es más avanzada, pero las televisiones QLED no se quedan lejos y la calidad-precio es una de sus grandes bazas. Sin embargo, las pantallas OLED reducen el uso de energía, aunque el desembolso inicial sea más costoso.

Como hemos indicado, los modelos OLED presentan mayor calidad de imagen. Precisamente por esto, es una televisión perfecta para videojuegos o ver películas disponibles en formatos de imagen más avanzados. Asimismo, es posible ver la TV, prácticamente, desde cualquier ángulo y ofrece el color negro puro.

Si tener la mejor calidad de imagen del mercado te importa menos, y por el contrario, prefieres una televisión más económica o necesitas un modelo de un tamaño más pequeño a 55 pulgadas, lo adecuado será que te decantes por un televisor con tecnología QLED. Prácticamente, no existen tamaños menores a 55 pulgadas en pantallas OLED. Sin embargo, las pantallas QLED solo están disponibles en la marca Samsung, la creadora de esta tecnología. Si por alguna razón no quieres ser cliente de esta compañía, tendrás que comprar un televisor OLED o con otro tipo de tecnología.

Estéticamente la mayoría de televisores son parecidos, así que este no será un punto clave a la hora de decidir. En cuanto al diseño, lo único a destacar es que las televisiones OLED son mucho más delgadas.

Probablemente, la mejor opción en casi todos los casos sea decantarse por una QLED por la excelente relación calidad-precio que tienen sus televisores. Además, se está investigando cada día más para conseguir alcanzar la calidad de las pantallas OLED, pero a un precio cada vez menor. Aunque seguramente, dentro de unos años, cuando las OLED estén cada vez más popularizadas y, se hayan reducido los gastos de los procesos de producción, el precio sea mucho más asequible y mucha más gente pueda acceder a ellas.