Los 5 mejores detectores de humo WiFi del 2022 – Opiniones

¿Sabías que es posible percatarse de la existencia de humo en tu hogar a través de un Smartphone? Si, si… y da igual lo lejos que estés. Gracias a un detector de humo WiFi verás los avisos en todo momento, ¿Parece increíble, no?

En primer lugar, destacar que se trata de un producto inteligente relacionado con la seguridad del hogar. En esta web tratamos otros aparatos tecnológicos para la seguridad como pueden ser las alarmas sin cuotas, una cerradura inteligente o las mejores cámaras de vigilancia.

¿Es lo mismo un detector de humo WiFi que un detector de humo inteligente?

Un detector de humo inteligente es un sensor enfocado a la domótica y a la inteligencia artificial. Estos productos pueden funcionar de forma autónoma o ser dependientes de otros, por ejemplo de una alarma. A los detectores que trabajan para un sistema de alarma normalmente se les conoce como sensores (aunque en muchas ocasiones también son independientes, por ello trataremos indistintamente las dos acepciones).

Un detector de humo WiFi es un prototipo dentro de los detectores de humo inteligentes, ya que el primero se centra en la tecnología WiFi y los segundos pueden englobar más tecnologías domóticas.

¿Cómo funciona un detector de humo inteligente por WiFi?

Detector humo wifi

Estos detectores precisan de una cámara fotoeléctrica para detectar las partículas de humo en el aire. Pero si un fuego no produce humo, algunos modelos incorporan la función de monitorear el dióxido de carbono o, a través de sensores infrarrojos, medir los niveles de luminosidad ambiental para captar las llamas.

Para poner en marcha tu detector de humo WiFi, es indispensable que descargues una App y que la zona de emplazamiento precise de conexión wifi.

Como es de entender, el detector se comunica con tu Smartphone mediante conexión wifi y las notificaciones llegan a través de la App. Además de lo anterior, cuando detecta la humareda dentro de la vivienda, se pone en funcionamiento y emite una fuerte alarma. No es necesario disponer del mejor Smartphone calidad precio para disfrutar del detector (con que soporte la App suele ser suficiente).

La mayoría de los modelos funcionan con pilas y batería, por lo que la instalación no precisa de ningún tipo de cable. Asimismo, algunos detectores de humo inteligentes son compatibles con aplicaciones IFTTT y existen prototipos con tecnología ZigBee incorporada.

El mejor detector o sensor de humo WiFi – Nest Protect 2

Como no podía ser de otra forma, el mejor detector de humo por wifi es de una de las firmas más importantes en domótica. Las características más reseñables del sesor de humos Nest Protect 2 son: compatibilidad con Android e IOS, aplicación propia de Nest, detección de humo y monóxido de carbodo, funciona con 6 pilas de la marca Energizer (vienen incluidas), envía alertas cuando detecta cualquier indicio de fuego o si las pilas fallan, incluye alarma oral informando del origen y naturaleza de la incidencia (se puede silenciar desde la App) e incorpora un sensor de doble espectro.

¿Por qué comprar un detector de humo WiFi inteligente?

Es posible que por un cortocircuito o debido al efecto lupa de un cristal se produzcan pequeñas llamas en algún rincón de tu vivienda. Si precisas de un detector o sensor de humo wifi vas a evitar que se propaguen, ya que te enterarás al momento de originarse. Además, tendrás el aviso aunque te encuentres fuera de casa.

Gracias a un detector de humo inteligente aumentará la tecnología y la seguridad de tu hogar. Esta combinación es sublime, como se ha podido demostrar a través de otros instrumentos como los que hemos señalado al principio.

Los detectores de humo inteligentes son ideales para viviendas deshabitadas o para apartamentos vacacionales. Además, si dispones de un local o una nave para guardar pertenencias, cualquier detector de humo fotoeléctrico te va a dar tranquilidad.

Un sensor de humos wifi te brindará una oportunidad única, aumentando las posibilidades de evitar un fatal desenlace por pequeños despistes. Es cierto que raras veces se producen incendios, pero mejor prevenir que curar.

Deja un comentario