Saltar al contenido

Apple AirPods Vs Apple AirPods Pro – ¿Qué auriculares de Apple ganan la batalla?

AirPods Pro Vs AirPods

Apple es uno de los líderes tecnológicos indiscutibles en el escenario actual. La compañía fundada por Steve Jobs ha sabido posicionarse como un proveedor de dispositivos electrónicos de máxima calidad y exclusividad. Incluso ha conseguido crear, entre los adeptos de Apple, un sentimiento de fidelidad hacia la marca mucho más fuerte que en el caso de otras compañías tecnológicas.

Hoy centramos nuestra comparativa en dos de sus productos más destacados: Apple AirPods Vs Apple AirPods Pro. Como te imaginarás, los dos modelos de auriculares inalámbricos comparten muchas características, pero también hay diferencias entre ambos. La más evidente es el precio, pero no es la única. ¿Es realmente la versión Pro mejor que su predecesora? La respuesta, a continuación.

Apple AirPods Vs Apple AirPods Pro: ¿quién gana la batalla?

Las grandes empresas tecnológicas han acostumbrado a sus clientes a renovar sus propios productos lanzando nuevas versiones en las que afinan más los posibles fallos de las anteriores. Sin embargo, ¿esto siempre da como resultado mejores productos? Ese va a ser el objeto de estudio en este artículo centrado en dos modelos de auriculares inalámbricos de Apple. Comenzamos nuestro análisis desgranando los elementos más influyentes en tu decisión de compra, para comparar cómo responde cada modelo y cuál satisface mejor tus expectativas.

Active Noise Cancelling: el gran salto cualitativo de Apple

AirPods Vs AirPods Pro

Empezamos destacando la que quizá sea la principal diferencia entre los Apple AirPods Vs Apple AirPods Pro: la cancelación activa de ruido. El modelo de segunda generación de AirPods se limita a la reducción de ruido que realizan las propias almohadillas, diseñadas para ello. En cambio, los AirPods Pro incorporan un sistema de ANC (Active Noise Cancelling) que se asemeja más al de otros modelos como los de Sony o Huawei. El resultado es una experiencia de audio mucho más inmersiva que te permitirá centrarte únicamente en la música.

Lejos de conformarse, Apple introduce otra mejora en la versión Pro con respecto a los AirPods: el modo de transparencia. De esta forma, si necesitas iniciar una conversación o permanecer atento a los ruidos externos importantes, como los semáforos, solo tienes que activarlo. El modo de transparencia te permite combinar la atención a la música y a los sonidos exteriores sin necesidad de quitarte los auriculares. Por tanto, primer round que ganan los AirPods Pro.

Ecualizador adaptativo: mejoras en la automatización del sonido

Otra de las funcionalidades que ofrecen los AirPods Pro de forma exclusiva es el ecualizador adaptativo de sonido. Este proceso consiste en ajustar, de la forma más óptima posible, las frecuencias medias y bajas para que la reproducción sea la más adecuada a la forma de tu oreja y a las vibraciones que soportes. Para ello se apoya en los micrófonos internos, que miden cómo se dispersa el sonido en cada persona. Es decir, supone un valor añadido de personalización que se traduce en una experiencia de uso más satisfactoria.

Permeabilidad: resistencia al agua y al sudor

Muchas personas recurren a este tipo de auriculares para salir a hacer deporte. Si este es tu caso, probablemente te resultará más efectivo el modelo de AirPods Pro. Al contrario que los AirPods de segunda generación, la versión Pro sí ofrece resistencia al agua y al sudor. De hecho, está calificada con el nivel IPX4, que indica que el dispositivo en cuestión está protegido frente a salpicaduras de agua. De esta forma, con los AirPods Pro no tendrás que preocuparte por si llueve mientras estás paseando o por si sudas al hacer deporte. Una ventaja más para los Pro.

Versatilidad: diferentes tamaños de almohadillas

Otra de las muestras de la mayor personalización que trabaja Apple en la versión de los AirPods Pro con respecto a su predecesora es la variedad de almohadillas que incluye cada caja. Los AirPods Pro están equipados con tres tamaños de almohadillas de silicona diferentes para que escojas cuál es el que mejor se adapta a la forma de tu oreja. Además, puedes recurrir al Ear Tip Fit Test, una funcionalidad de la app que te ayudará a descubrir cuál es el tamaño ideal para ti. En cambio, los Apple AirPods únicamente tienen un tamaño de almohadilla, aunque suele ser bastante estándar.

Procesador: misma versión en los dos modelos

Apple tiende a equipar a todos sus dispositivos con hardware y software propio, y los AirPods no son una excepción. Tanto los de segunda generación como la versión Pro incorporan el chip H1 de Apple, la versión mejorada del W1. ¿Esto qué significa en realidad? En primer lugar, ofrecen una conexión inalámbrica más estable y ágil con otros dispositivos de Apple. Además, el chip H1 establece conexión directa con Siri, de manera que permite ejercitar los comandos a través de la voz. En lo que respecta a calidad de sonido, reduce la latencia un 30% aproximadamente, lo que redunda en una mejor calidad de sonido.

Aunque los dos tienen el mismo chip, los AirPods Pro proporcionan un rendimiento algo más elevado debido a que captan una mayor frecuencia de sonidos bajos, gracias al diseño de aislamiento de ruido que presentan. Así, el regulador del altavoz, el micrófono que amplifica el alto rango dinámico y el procesador H1 mejoran el rendimiento que ofrece la versión predecesora de los AirPods.

Duración de la batería: autonomía de uso equitativa

AirPods Pro Vs AirPods

Tampoco encontramos grandes diferencias en lo que respecta a la durabilidad de la batería en los Apple AirPods Vs Apple AirPods Pro. Ambos ofrecen un uso ininterrumpido durante aproximadamente 5 horas con una única carga, tiempo que se extiende a 24 horas gracias al estuche inalámbrico en el que puedes cargar la batería. También están prácticamente igualados en carga rápida, puesto que 5 minutos de carga ofrecen hasta 1 hora de uso. Por tanto, en este aspecto, los AirPods de segunda generación y la versión Pro empatan.

Sensores y controles: más funcionalidades en la versión Pro

Los AirPods Pro suponen un salto cualitativo también en lo que atañe a la versatilidad de controles y al número de sensores que incorporan con respecto a los Apple AirPods. Los dos modelos cuentan con micrófonos duales con tecnología beamforming, sensores ópticos duales, y acelerómetros de detección de movimiento y de voz. Además de estos sensores, los AirPods Pro incorporan un micrófono inward-facing, capaz de analizar cómo se ajusta el sonido en tu propia oreja, lo que le permite incluir el ecualizador adaptativo; y un sensor de potencia.

Los Apple AirPods también se quedan más rezagados en lo que respecta a los controles, que en su caso, se limitan a reproducir música, cambiar canciones y responder llamadas. En cambio, los AirPods Pro cuentan con un botón para alternar el modo ANC y el modo de transparencia. El control mediante voz a través de Siri se puede efectuar en ambos modelos.

Diseño: Apple mantiene su estética pero varía ciertos aspectos

La línea visual de Apple está perfectamente definida y es muy reconocible tanto en los Apple AirPods como en los Apple AirPods Pro. Pero, si te fijas, observarás varias diferencias que repercuten en la comodidad de uso. Los AirPods Pro son 10 milímetros más cortos, pero también son más anchos. Las almohadillas cónicas que llevan los AirPods Pro son de silicona, pero solo están disponibles en este modelo. Teniendo en cuenta las valoraciones por parte de los usuarios, en este sentido la ventaja la tienen los AirPods, puesto que su diseño más largo y estrecho resulta más estable.

Apple AirPods Vs Apple AirPods Pro: conclusión

La evolución que muestra Apple en el paso de los Apple AirPods de segunda generación a los AirPods Pro es, cuanto menos, sorprendente. La calidad del audio está más definida en la versión Pro, que cuenta con funcionalidades realmente efectivas como la cancelación activa de ruido o la ecualización adaptativa. Estas nuevas prestaciones le han ayudado a dar un importante salto cualitativo que les asemeja más a los modelos más avanzados de grandes marcas como Sony, Samsung o Huawei.

Otra de las claves que nos llevan a decantarnos por los Apple AirPods Pro es el foco en la personalización que suponen estos auriculares con respecto a su modelo anterior. La mayor parte de funcionalidades nuevas que tiene están dirigidas a ofrecer una experiencia de uso mucho más satisfactoria, y ello pasa por personalizar al máximo la calidad del audio según las características auditivas y sensoriales de cada persona. El resultado es claro: un sonido más optimizado y una experiencia inmersiva de más calado.

En definitiva, nuestro veredicto es que merece la pena afrontar el mayor coste económico que supone la compra de los AirPods Pro teniendo en cuenta su rendimiento. La diferencia de precio, en este caso, está justificada.