AirPods 3 Vs AirPods 2 – Merece la pena renovar tus auriculares inalámbricos Apple

La compañía fundada por Steve Jobs vuelve a ser noticia tras el lanzamiento de sus nuevos AirPods de 3ª generación. Los auriculares inalámbricos son uno de los productos estrella de Apple, por lo que los usuarios más fieles esperaban con ansia esta novedad. ¿Ha conseguido la marca volver a sorprender a sus clientes? Para comprobarlo, comparamos en este artículo dos de los modelos insignia de Apple: AirPods 3 Vs AirPods 2.

Los nuevos auriculares inalámbricos de Apple presentan un diseño más ergonómico, donde lo principal es que se ajusten a la forma de cada oreja de manera más natural. También mejoran a la generación anterior en lo que se refiere a autonomía de uso. En cambio, pese a que muchos usuarios lo esperaban, no incorporan la cancelación activa de ruido. Por tanto, ¿merece la pena pasarse a la tercera generación de AirPods? ¡Vamos a comprobarlo!

AirPods 3 Vs AirPods 2: ¿cuáles son sus diferencias?

Empecemos hablando de los aspectos en los que difieren los auriculares inalámbricos de segunda y tercera generación de Apple:

Sensores: Apple apuesta por el contacto físico

En ambos modelos encontramos un acelerómetro con detección de movimiento y otro con detección de voz. Sin embargo, Apple apuesta por un cambio en sus sensores, y pasa de los dos sensores ópticos de los AirPods 2 a un sensor de piel y un sensor de presión en los AirPods 3. De esta forma, el sensor de piel detecta si los auriculares están en la oreja o no, en cuyo caso interrumpe la reproducción. Por su parte, el sensor de presión permite un mayor número de controles avanzados que en el caso de su modelo antecesor.

AirPods 3 Vs AirPods 2
AirPods 3 Vs AirPods 2: el salto cualitativo de los auriculares inalámbricos de Apple

Micrófonos: los AirPods 3 suman uno nuevo

Otro de los aspectos donde Apple ha mejorado sus auriculares inalámbricos tiene que ver con los micrófonos incorporados. Los AirPods 2 están equipados con dos micrófonos con tecnología beamforming, que agiliza la velocidad de transmisión inalámbrica de sonido. Los AirPods 3 también cuentan con estos dos micrófonos, a los que suman un tercero orientado hacia dentro del que carecen los AirPods de segunda generación. Este micrófono contribuye a reducir el ruido externo mientras hablas, lo que supone una clara mejoría en las conversaciones telefónicas.

Duración de la batería: más autonomía de uso

Para ser honestos, Apple no es la compañía que más tiempo de funcionamiento autónomo proporciona a sus auriculares inalámbricos. Aún así, ha mejorado la autonomía levemente entre los AirPods 2 y los AirPods 3. Los primeros aguantan hasta 5 horas de reproducción y 3 horas de conversación, que se elevan hasta 24 y 18 horas respectivamente si añadimos el estuche de carga. Los AirPods 3 tienen una autonomía de 6 horas de reproducción y 4 de conversación que ascienden a 30 y 20 con el estuche. Eso sí, si activas la funcionalidad de audio espacial, la autonomía se reducirá.

Calidad del sonido: audio espacial y ecualización adaptativa

La calidad del sonido es una de las grandes fortalezas de Apple en sus auriculares inalámbricos, y es una de las principales novedades del nuevo modelo con respecto a los AirPods 2. Así, los AirPods 3 cuentan con la función de audio espacial y seguimiento dinámico de cabeza. Esto significa que son capaces de detectar el movimiento y posición constante de nuestra cabeza y mantener el sonido envolvente de manera constante, como si la fuente original del sonido estuviera siempre delante de ti.

En segundo lugar, disponen de ecualización adaptativa del sonido, una tecnología capaz de ajustar las frecuencias de audio más adecuadas según la forma de tu oreja. Además, los AirPods 3 incorporan un transductor a medida de alta excursión y un amplificador a medida de alto rango dinámico. Estas funcionalidades, que sí están en los AirPods Pro, no las tienen los AirPods 2.

Controles táctiles: más avanzados en los AirPods 3

Uno de los sensores disponibles en los AirPods 3 con el que no cuentan los AirPods 2 es el sensor de presión. Este permite ejecutar un mayor número de controles de forma táctil directamente sobre los auriculares. En los AirPods 2 solo es posible reproducir el audio, responder una llamada o cambiar de canción pulsando dos veces sobre el auricular. En cambio, los AirPods 3 reconocen más funcionalidades.

Si pulsas una vez se reproducirá o pausará el audio y responderás a las llamadas. Con dos toques pasas a la siguiente canción, mientras que con tres toques retrocedes a la anterior. Además, los AirPods 3 permiten activar el control de voz mediante el asistente Siri si mantienes pulsado el sensor de presión, algo que no se puede hacer en los AirPods 2.

Resistencia al agua y al sudor: certificación IPX4

Los AirPods 2 no cuentan con la certificación IPX4, a diferencia de los AirPods 3, que sí la tienen. Este parámetro mide la resistencia de los auriculares al agua o al sudor. Conviene señalar que el certificado IPX4 no significa que los AirPods 3 sean impermeables, sino que no se dañan si les cae alguna gota de agua o de sudor. Es decir, puedes salir a correr con ellos o pasear bajo la lluvia sin que se estropeen, pero no puedes nadar con ellos.

Diseño: mismo color pero distinto tamaño

La línea visual tan característica de Apple se mantiene en los AirPods 3, que siguen con el color blanco como seña de identidad. Sin embargo, los AirPods 3 son un centímetro más cortos que los AirPods 2, y el auricular es ligeramente más ancho. De esta forma, se encajan mejor en la oreja sin que queden demasiado sueltos, aunque esto pueda suponer algo más de incomodidad a personas que tengan el hueco de la oreja más pequeño. También cambia el estuche de carga, que recupera en los AirPods 3 el diseño achatado de los AirPods Pro.

Precio: la novedad se paga

Como suele ser habitual, el modelo más reciente tiene un precio más elevado que el anterior. En el caso de los AirPods 3, además, incorporan funcionalidades nuevas con respecto a los AirPods 2, lo que justifica esta subida. Así, los AirPods 3 están disponibles desde 195 euros, mientras que los AirPods 2, desde 139 euros, son más asequibles.

AirPods 2 Vs AirPods 3
AirPods 3 Vs AirPods 2: Apple renueva sus auriculares inalámbricos

AirPods 3 Vs AirPods 2: ¿en qué se parecen?

No todo es completamente diferente entre ambos modelos. Estos son los aspectos donde no apreciamos diferencias:

Sin cancelación activa de ruido

Una de las incógnitas que Apple ha mantenido hasta el final era si iba a incorporar o no la cancelación activa de ruido y el modo ambiente en los AirPods 3. Finalmente, no lo ha hecho, al igual que con los AirPods 2. Por tanto, si quieres disfrutar de esta opción en un dispositivo Apple, tendrás que conformarte con los AirPods Pro. No obstante, el nuevo modelo de auriculares inalámbrico ofrece una tecnología de sonido más avanzada gracias al audio espacial o la ecualización adaptativa, entre otros.

Estuche de carga inalámbrico: similitudes y diferencias

Los AirPods 2 y los AirPods 3 comparten otra característica, y es que los dos cuentan con un estuche de carga inalámbrico. Sin embargo, no es exactamente igual. El estuche de los AirPods 3 es compatible con el cargador MagSafe, así como con certificación Qi y el conector Lightning. Por su parte, el estuche de los AirPods 2 solo comparte la compatibilidad con el conector Lightning.

Chip H1: mismo procesador

Los auriculares inalámbricos AirPods 2 y AirPods 3 están equipados con el mismo procesador de Apple, el chip H1 para auriculares. Este procesador es la versión mejorada del W1, presente en los AirPods originales. Sin embargo, parece que Apple no tiene intención de actualizarlo por el momento.

Conectividad y compatibilidad con otros dispositivos

Otro aspecto donde el comportamiento de los AirPods 2 y los AirPods 3 es idéntico es la compatibilidad con la versión 5.0 de Bluetooth. Asimismo, los dos modelos son compatibles con los mismos dispositivos de Apple, aunque los AirPods 2 abarcan algunos modelos más antiguos con los que los AirPods 3 ya no son compatibles.

AirPods 3 Vs AirPods 2: ¿con cuál nos quedamos?

¿Merece la pena pasar de los AirPods 2 a los AirPods 3? Lo cierto es que sí, puesto que Apple ha implementado una serie de mejoras que se traducen en una mayor calidad del audio y más autonomía de uso. La función de audio espacial y la ecualización adaptativa son dos de las principales novedades de los AirPods 3 con respecto a su modelo anterior, y suponen una experiencia de uso mucho más dinámica y envolvente. Además, los AirPods3 están equipados con un micrófono extra que mejora la calidad de las conversaciones telefónicas, puesto que reduce la intromisión de ruido.

El sensor de presión con el que cuentan los AirPods 3 hace que puedas ejecutar muchas más acciones de manera táctil, incluyendo la activación del asistente de voz Siri. En cuanto a la duración de la batería, Apple mejora su rendimiento en comparación con los AirPods 2, aunque lo cierto es que no alcanza la excelencia que sí tienen otras marcas en este sentido.

En definitiva, los AirPods 3 consiguen un salto cualitativo con respecto a los AirPods 2 que justifica que sean más caros, pero que garantiza una experiencia de uso más sofisticada y satisfactoria.