JBL Charge 5 Vs Bose SoundLink Color II – ¿Qué altavoz inalámbrico es mejor en tecnología de sonido?

Nos acercamos a una época en la que tenemos que pensar en qué regalo es el que más ilusión hará a las personas que queremos, y cómo podremos acertar con él. Si uno de esos regalos que tienes en mente es un altavoz inalámbrico pero no sabes por cuál decantarte, podemos ayudarte. Y lo hacemos comparando dos de los modelos más avanzados del mercado hoy en día: JBL Charge 5 Vs Bose SoundLink Color II.

JBL y Bose son dos de las marcas más reconocidas en tecnología de sonido por la calidad de sus productos y por la dilatada experiencia con la que cuentan en este ámbito. Pero, ¿qué ocurre si comparamos sus altavoces inalámbricos? Los dos son resistentes al agua y ofrecen una calidad óptima de sonido, pero no se comportan exactamente igual en lo que a conectividad se refiere. Si quieres profundizar en el análisis, ¡sigue leyendo!

JBL Charge 5 Vs Bose SoundLink Color II: principales diferencias

Las diferencias son las que más nos ayudan a decantarnos por una de las dos opciones ante una decisión en la que ambas alternativas parecen ser perfectas. A continuación, destacamos todos los elementos en los que difieren los protagonistas de nuestra review:

Estética: un diseño cilíndrico frente a uno cuadrado

Admitimos que, en este sentido, nos ha impresionado más el diseño de Bose que el de JBL por ser más rompedor. La mayoría de altavoces inalámbricos tienen una forma cilíndrica, como el JBL Charge 5, pero el Bose SoundLink Color II apuesta por un diseño más cuadrado que hará que pase más desapercibido. Otro aspecto positivo es que es más ligero, ya que el modelo de Bose apenas supera el medio kilo mientras que el de JBL se acerca a 1 kilo de peso. Eso sí, tiene más estabilidad el altavoz de JBL, que además cuenta con dos tapas de goma en los laterales que le confieren mayor protección.

Si nos fijamos en los colores, la variedad cromática es mayor en el JBL Charge 5, el cual puedes encontrar en verde, rojo, rosa, turquesa, azul marino, negro, gris, blanco y con diseño de camuflaje. El Bose SoundLink Color II, en cambio, está disponible en amarillo limón, azul agua, blanco y negro.

Bose SoundLink Color II vs JBL Charge 5
JBL Charge 5 Vs Bose SoundLink Color II: ambos son resistentes al agua, aunque solo el JBL tiene protección frente al polvo

Batería: autonomía de uso variable

Como ya sabes, cada marca informa sobre la duración de la batería en cualquier dispositivo electrónico. No obstante, no te recomendamos tomar este parámetro como una verdad absoluta, puesto que puede variar en función de diversos factores. A priori, la ronda de la autonomía de uso la gana el JBL Charge 5, cuya batería puede durar hasta 20 horas. Por su parte, el Bose SoundLink Color II alcanza las 8 horas de duración con una sola carga. No obstante, según la experiencia de varios usuarios, las 20 horas del JBL se reducen significativamente si lo utilizas a un volumen muy alto, por lo que la diferencia se reduciría bastante. De hecho, a un volumen aproximado del 60%, la autonomía rondará las 8-10 horas. Lo que sí comparten ambos modelos son los indicadores LED que indican cuánta batería queda.

No obstante, tiene una ventaja adicional con respecto al Bose, y es la denominada función Powerbank. El rango de autonomía del Charge 5 permite que puedas cargar tu teléfono mientras estás utilizando el altavoz y sin que deje de funcionar, lo que para muchas personas puede suponer un valor añadido importante. En cuanto al tiempo de carga, no hay grandes diferencias. El JBL Charge 5 tarda unas 4 horas en recargarse, frente a las 3 horas que tarda el Bose.

Tecnología de sonido: JBL tiene más definición en los graves

Cuando compras un altavoz inalámbrico, sin duda esperas que tenga una buena calidad de sonido como uno de los elementos principales. No seríamos justos si dijéramos que el Bose SoundLink Color II no cumple este objetivo, aunque es cierto que JBL supera a Bose en cuanto a calidad y, sobre todo, definición de sonido. La tecnología JBL Original Pro ofrece un audio más optimizado gracias al driver de gran amplitud y al altavoz de agudos independiente, además de los dos radiadores pasivos con los que reproduce los graves, que también están presentes en el Bose SoundLink Color II.

Otro indicador que nos da pistas sobre la diferencia entre ambos modelos es la potencia máxima de salida del altavoz: en el JBL Charge 5 es de hasta 30 vatios, mientras que el Bose SoundLink Color II se queda en 5 vatios. Una diferencia que se nota especialmente en los graves. Además, si subes mucho el volumen la distorsión será mayor en el Bose SoundLink Color II que en el JBL. Esto no quiere decir que el JBL Charge 5 no se distorsione, sino que a un porcentaje similar de volumen, la distorsión es más alta en el altavoz de Bose.

Conectividad: Bose aventaja con creces a JBL

Podríamos decir que la principal fortaleza que presenta el Bose SoundLink Color II frente al JBL Charge 5 tiene que ver con la conectividad y la compatibilidad con otros dispositivos. Algo que, por otra parte, suelen buscar los usuarios de altavoces inalámbricos para aprovechar al máximo todo su potencial. Ambos son altavoces Bluetooth, aunque solo JBL especifica que es compatible con la versión 5.1. En cambio, Bose informa de que ofrece una cobertura inalámbrica en un radio máximo de 9 metros. Además, el Bose SoundLink Color II incorpora un puerto USB adicional en el que puedes conectar otro dispositivo para reproducir el sonido, un puerto del que carece el JBL.

El aspecto más destacado del Bose SoundLink Color II en este sentido es la compatibilidad NFC, una tecnología que permite emparejar rápidamente diferentes dispositivos y sincronizar su funcionamiento. Es la tecnología necesaria, por ejemplo, para realizar pagos sin contacto. Asimismo, el Bose SoundLink Color II es capaz de recordar hasta 8 dispositivos móviles emparejados, los 8 más recientes. Por último, gracias a la tecnología Bose SimpleSync, es posible combbinar un altavoz Bose Home con el SoundLink Color II. El JBL sí permite sincronizar dispositivos vía Bluetooth, aunque no tiene la misma capacidad de aprovechamiento que el Bose en este aspecto.

Asistentes de voz: solo compatibles con el Bose

Otra de las grandes ventajas del Bose SoundLink Color II frente a su rival es la posibilidad de sincronizarse con asistentes de voz, algo que el JBL Charge 5 no puede hacer. Gracias al micrófono incorporado en el altavoz, puedes conectar el Bose tanto con Google Assistant como con Siri, lo que abre esta posibilidad a ambos sistemas operativos. Asimismo, el micrófono del SoundLink Color II hace posible que puedas mantener conversaciones en manos libres.

Resistencia al agua sí, aunque no al mismo nivel

Hemos comenzado el análisis diciendo que los dos protagonistas del mismo son resistentes al agua, pero hay que matizar diferencias. El Bose SoundLink Color II tiene un nivel de protección IPX4, lo que significa que puede aguantar salpicaduras de agua. En cambio, el JBL Charge 5 tiene un nivel IP67; es decir, soporta mayores cantidades de agua y, además, es resistente al polvo. Por lo tanto, si quieres un altavoz inalámbrico que puedas usar sin problema en la piscina, el JBL proporciona mejor rendimiento y más seguridad.

Precio: Bose es más asequible que JBL

Este es uno de los factores con más peso en la decisión final, aunque no es el único. El Bose SoundLink Color II es, aproximadamente, un 30% más barato que el JBL Charge 5. Una diferencia de precio que está justificada, sobre todo, por la mejor calidad de sonido que tiene el JBL.

JBL Charge 5 Vs Bose SoundLink Color II: ¿Qué aspectos comparten?

Si has pensado que los altavoces inalámbricos de JBL y Bose son diferentes en todo, vamos a demostrarte que no es así. Estos son los puntos que tienen en común:

App móvil: aprovechando todo el potencial

Tanto el altavoz de JBL como el de Bose se pueden conectar con la aplicación móvil correspondiente, JBL Portable y Bose Connect. Esta sincronización te permite exprimir al máximo las capacidades que ofrece cada altavoz, como por ejemplo, cambiar y conectar distintos dispositivos, personalizar la configuración o actualizar el software de cada uno.

JBL Charge 5 Vs Bose SoundLink Color II
JBL Charge 5 Vs Bose SoundLink Color II: el altavoz de Bose presenta un diseño cuadrado más vanguardista que la forma cilíndrica del JBL

¿Modo fiesta o estéreo?

El JBL Charge 5 cuenta con el modo PartyBoost, mientras que el Bose SoundLink Color II dispone del Modo Fiesta. En esencia, es prácticamente igual. Ambas tecnologías permiten alternar entre el modo estéreo o el modo fiesta, gracias al cual se pueden emparejar distintos altavoces compatibles para multiplicar el sonido. El JBL Charge te permite emparejar hasta 100 dispositivos JBL, frente a los 8 del Bose. Para ser realistas, es difícil que se dé la situación de conectar más de 8-10 dispositivos, por lo que en la práctica no habrá mucha diferencia. Podrás alternar entre el modo fiesta o estéreo tanto de forma manual como a través de la app móvil en ambos casos.

JBL Charge 5 Vs Bose SoundLink Color II: nuestra conclusión

A modo de resumen, el JBL Charge 5 es mejor altavoz inalámbrico que el Bose SoundLink Color II. Tiene más calidad de sonido, mejor definición en los graves y menor capacidad de distorsión en volúmenes altos. También ofrece más autonomía de uso y estabilidad gracias a la base plana, aunque su diseño no es tan vanguardista como el del Bose.

Si quieres utilizar el altavoz inalámbrico en fiestas, también es mejor el JBL Charge 5. Al igual que su rival, cuenta con un modo PartyBoost ideal si quieres incrementar la diversión en una fiesta, y dispone de una app propia con la que puedes sincronizar el altavoz. No obstante, es más resistente al agua y al polvo, por lo que en una fiesta en la piscina, es una alternativa más segura. Desde el punto de vista de la conectividad, es el Bose SoundLink Color II el que adquiere más ventaja, aunque lo cierto es que, si comparamos ambos modelos, sale ganando el JBL Charge 5.

Hay diferencia de precio, pero no consideramos que sea tan elevada teniendo en cuenta que la variación en el rendimiento. La tecnología de sonido es buena en ambos casos, pero el Bose SoundLink Color II es más parecido a modelos anteriores de JBL, no tanto al Charge 5, que aventaja claramente a su rival.